Cuando tienes una web o blog, y tu intención es vivir de ello, es perfectamente normal que te plantees opciones para sacarle rentabilidad a todas esas horas que inviertes desarrollando tu página web, generando contenidos para ella y difundiéndolos por tus canales online habituales.

Una de las opciones existentes, y por las que se decantan numerosos webmasters, es la de alojar publicidad en tu sitio web.

¿Cómo se hace? Pues el proceso, a grandes rasgos, suele ser el siguiente: contactas con una agencia de publicidad, ellos te dan un código que te conecta con su base de datos de anunciantes, tú lo insertas en alguna parte de tu web, y ellos te pagan un precio previamente pactado, que puede basarse en el número de visualizaciones del anuncio, las veces que un usuario hace clic, o las compras que se originan gracias a ese anuncio.

Esto lo puedes hacer con cualquiera de las agencias de publicidad online que existen en el mercado, aunque el modo más popular de alojar publicidad en tu web es con Google Adsense.

incluir publicidad web adsense

Sin embargo, antes de optar por este modo de monetización de tu web o blog, creo que es importante que tomes en consideración un par de cuestiones, para saber si éste método es válido en tu caso:

 

La publicidad sólo es rentable en webs con altos volúmenes de tráfico

 

La realidad del mercado de la publicidad online a día de hoy es que para poder sacarle partido, tu web necesita tener un alto volumen de visitas.

Si tu página web tiene menos de 1.000 visitas al día y decides monetizarla únicamente con anuncios en Google Adsense, los ingresos que sacarás con ello no merecerán la pena, comparándolos con todas las horas de trabajo que le echas a tu blog. Con suerte, podrás invitar a tu pareja a cenar fuera un día, o comprarte un capricho, pero desde luego no podrás convertir a tu blog en tu trabajo principal.

Y teniendo en cuenta que la gran mayoría de blogs en España no alcanza las 100 visitas diarias, puedes hacerte una idea de lo difícil que te va a resultar sacar dinero con publicidad.

¿Qué productos o servicios ofreces en tu web?

 

En esta cuestión seguro que habrá multitud de opiniones al respecto, pero en mi caso creo que la monetización mediante publicidad sólo es aconsejable en páginas web que actúan como medio de comunicación.

En estas webs, el tráfico es algo más elevado por media que en el resto de webs, y el usuario pasa más tiempo leyendo su contenido, y visitando diferentes secciones de la web. Como la información que se provee en este tipo de webs (revistas online, periódicos digitales, etc.) es gratuita, la manera más popular de rentabilizar dichas webs es mediante la inserción de publicidad.

 

incluir publicidad web el pais

Ejemplo de lo intrusivos que pueden resultar los anuncios en medios de comunicación – captura sacada a los pocos segundos de visitar la web del periódico El País

En cambio, si en tu web ofreces productos o servicios de pago, te recomiendo encarecidamente que deseches la idea de alojar publicidad de otros en tu página. Primero porque con la publicidad desvías la atención del usuario hacia un producto de terceros, cuando lo que realmente quieres es que conviertan en tu página, compren tu producto o servicio. Y segundo, porque los usuarios son cada vez más contrarios a la publicidad online, y tu reputación como marca puede verse dañada si tus visitantes están siendo constantemente atacados por banners publicitarios cuando van a tu web.

 

Alternativas a monetizar mediante publicidad

 

Mucha gente se siente atraída por la idea de monetizar su blog mediante publicidad porque lo ven la salida más fácil: trabajo en mi blog como siempre, y sólo tengo que insertar un código, que generará ingresos por mí automáticamente.

Pero como ya hemos visto, no sólo no es tan fácil ganar dinero con los banners de publicidad, sino que éstos pueden dañar tu imagen de marca.

Por tanto, tenemos que valorar otras alternativas para sacarle rendimiento a nuestro blog. Ten en cuenta que no son alternativas fáciles, y que requieren trabajo, pero bien hechas, pueden generarte altos niveles de ingresos.

Mis alternativas favoritas a la publicidad son:

  • Infoproductos: piensa en algún tema sobre el que tengas más conocimientos y experiencia que la media de la población, crea una guía, curso o vídeo sobre ello, y ponlo a la venta en tu página web. La principal ventaja de los infoproductos es que una vez creados y promocionados de manera correcta, generan ventas sin exigir más dedicación por tu parte.
incluir publicidad web infoproductos

Infoproducto creado por Ángel Alegre, de Vivir al Máximo: un ebook que explica paso a paso cómo practicar el ayuno intermitente.

incluir publicidad web afiliados

Este tutorial de Dean Romero de Blogger 3.0 no es más que la manera de Dean de promocionar la herramienta SEOlyze como afiliado. Si te registras a través de su enlace, tú consigues un descuento y él se lleva una comisión. ¡Todos ganan!

  • Afiliados: la monetización mediante sistema de afiliados supone llegar a un acuerdo con el creador de un producto o servicio, de modo que tu promocionas su producto o servicio por tus canales habituales, y te llevas una comisión por cada venta generada gracias a ti. Las redes de afiliados más conocidas con Zanox, Tradedoubler o Amazon.

 

Elige cuidadosamente tu agencia de publicidad

 

Si aun así decides optar por poner publicidad en tu web. me gustaría darte algunos consejos para que los tengas en cuenta de cara a elegir la agencia de publicidad que te va a suministrar los anuncios:

  • Selección de verticales: trata de elegir siempre una agencia que te garantice el poder elegir qué tipo de anuncios se van a mostrar en tu web. Por ejemplo, si tienes un blog sobre educación infantil, no querrás que aparezcan en él anuncios de contenido adulto, ¿verdad?. La agencia que elijas te debe dejar elegir exactamente qué temática van a tener los anuncios en tu web, con el objetivo de que se adapten lo mejor posible al contenido de la misma.
  • Contacto directo con anunciantes: las agencias de publicidad actúan de intermediarias entre los anunciantes y los medios online, pero en muchas ocasiones, en lugar de contratar directamente con el anunciante, contratan con otra agencia de publicidad, que es la que ha contratado con el anunciante. Y al final, entre el anunciante y el medio acaban conviviendo numerosas agencias de publicidad, que no sólo reducen las ganancias que recibe el medio por alojar dichos anuncios, sino que generan problemas de compatibilidad de código, ralentización en la carga, problemas de cómputo de visitas… Exige siempre pruebas de que la agencia tiene contactos directos con los anunciantes, y de ese modo te ahorrarás muchos problemas.

La publicidad sigue siendo un sector que mueve millones de euros al año, pero sin embargo no resulta rentable para pequeños negocios online como blogs o páginas web de Pymes. Además, los usuarios cada vez se quejan más de las webs con publicidad, y sufren “ceguera de banners” que los hace cada vez menos efectivos.

¿Utilizas publicidad en tu web? ¿Te resulta efectiva? ¡Cuéntamelo en los comentarios!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto
En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información